En Cataluña hay 50 desahucios cada día, a las ya más de 110.000 ejecuciones hipotecarias iniciadas desde 2008, hay que sumar la creciente problemática de los desahucios por impago de alquiler. Además, más de 320.000 familias sufren pobreza energética, porque no pueden mantener sus hogares a una temperatura adecuada, o ya han sufrido cortes de suministro.

Ante esta realidad cada vez más alarmante, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, la Alianza contra la Pobreza Energética y el Observatorio DESC estamos impulsando conjuntamente una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para que el Parlamento apruebe nuevas políticas sobre vivienda y pobreza energética que hagan frente a esta emergencia social.